La iglesia

Al otro extremo del castillo se levanta la iglesia parroquial de San Salvador, anteriormente dedicada a San Sebastián. Se trata de una construcción de estilo barroco popular, del siglo XVII.

La iglesia está construida con  mampostería y piedra sillar en las esquinas, consta de una sola nave distribuida en tres tramos que cubren con bóveda de cañón con lunetos, cubrición que apoya sobre arcos fajones que a su vez apean sobre los pilares que sobresalen de los muros. En los muros laterales se abren capillas a cada lado , rectangulares y poco profundas, cubiertas con bóvedas de cañón y decoradas con retablos barrocos. La cabecera está presidida por un retablo del siglo XVI. A los pies se levanta el coro elevado, desde donde se accede a la torre del campanario, de planta rectangular y cuatro tramos de altura.

Retablo Mayor del Salvador: El retablo, magníficamente trabajado en policromía, data del Renacimiento, aunque su parte superior pertenece ya al Barroco.